2.

Retraso del lenguaje

Su bebé puede comunicarse con usted mucho antes de que diga una sola palabra. El llanto, la sonrisa, el balbuceo y lo que un bebé le responde le ayudan a entender sus necesidades.

El retraso del lenguaje es el más frecuente de los problemas del Neurodesarrollo. Uno de cada siete niños hablará mas tarde que otro de su edad. La dificultad en la comunicación produce frustración.


Por ejemplo cuando un niño no consigue hacerse entender se frustra. Es decir, cuando intenta decir algo y no consigue expresarse o no le entienden, se siente decepcionado e incluso se enfada y cuanto más importante es el mensaje, mayor es su enfado. Por este motivo, es frecuente que el retraso del lenguaje produzca problemas de conducta.

En el Retraso del lenguaje se trabaja el lenguaje expresivo, comprensivo, articulación y el vocabulario.