8.

Disfemia

La Disfemia o tartamudez es un trastorno del habla. Hace referencia a las interrupciones individualizadas e involuntarias en el flujo del habla y a las reacciones aprendidas que interactúan con ellas.  Ocurre en el contexto de un sistema comunicativo, por lo que afecta y es afectada por todas las personas que comunican con la persona que tartamudea.

Tipos: 

 

Tartamudez neurogénica (tartamudez adquirida). La disfluencia del habla se inicia a partir de una lesión o enfermedad cerebral en un sujeto que anteriormente tenía las condi- ciones normales para el habla fluida y/o un habla fluida normal. En estos trastornos, los fallos de la fluidez suelen ser estables a lo largo del tiempo y en las distintas situaciones verbales, es decir sin oscilaciones, sin adaptarse a la fluidez, y sin manifestar ansiedad al tartamudear.

 

   Tartamudez psicógena. Contrariamente a la disfemia, se inicia en el adulto, sin causa neurológica, con escasa repercusión emocional. Resulta un trastorno muy poco frecuente, cuya causa la constituye un episodio estresante. 

• Tartamudez evolutiva (developmental stuttering)

La disfemia se inicia en la infancia, típicamente entre los 2 y los 4 años de edad, generalmente coincidiendo con la aparición del lenguaje conectado, o sea, cuando el niño pasa de usar expresio- nes de una sola palabra a combinar varias palabras formando las primeras frases. Se exceptúan los casos de niños con retraso evolutivo del lenguaje o del habla o con síndrome de Down, en los que la tartamudez se inicia más tarde. En la mayoría de los casos la disfemia comienza sin desencadenantes aparentes.